POEMAS DE AMOR PATRIO


COLOMBIA.



Colombia, casa mía, territorio de sueños,

De brisas y murmullos que van y que regresan.

País multicolor, en sus amplias comarcas

Guarda en sombras de viento las substancias

Que enseñan los fantasmas de remotos abuelos.

Patio grande anegado de siluetas próximas

Donde florecen sonrisas como lagrimas.

Cuerpo nutrido de ánimas, orquídeas, terremotos,

De ríos y banderas, de intimidades y caballos

Colombia, hora perenne de cada mirada mía,

Reina morena, pequeña perra volcánica

Que ladran cascadas de lava reprimida,

En su rostro de mama vieja y urgente

Veo mi propia cara de geografía asustada.

Amanecer de palmeras y eucaliptos,

Medio día de mar caribe y cordillera andina,

Atardecer de selva o llano o pampa arisca:

Noche de cafetal o de ciudad metálica

Por cualquier punto brota la patria luminosa

Como una estrella que vigila bajo nuestras plantas.

Colombia, piso firme que transito a diario,

Sitio de los recuerdos más recónditos,

Donde el tiempo se trasforma en aromas y cantos.

Yo,  su habitante, recorro sus múltiples caminos

Y me quedo sediento de amorosa nostalgia.

Se ha de poblar Colombia de sonrisas

Como estrellas de amor sobre la Tierra.

Llegara el día en que la sucia guerra

Solo será un puñado de cenizas.

Vendrá la aurora de agradables brisas

Donde el odio sombrío por fin se entierra,

Y todo lo brutal y lo que aterra

Ante la nueva patria se ara trizas.

Saldrá el sol para todos, cantaremos

Sones de paz y amor, caminaremos

Todos unidos como un tren de risas.

Entretanto, tengamos fe y luchemos

Por que pronto, mañana eso sabemos:

Se poblara Colombia de sonrisas.

Poesía escogida.

Por: José Luis Díaz Granados.

Escritor: Colombiano.

Dedicado a los compatriotas que como yo

Aman con el corazón a este hermoso país.

Los extranjeros que no lo conocen,

Los invito para que vengan, y se queden.

Serán recibidos como reyes, o eminencias

Por sus gentes amables amorosas y cordiales,

Es mentira que aquí hay guerras, o disputas

Solo son malos recuerdos olvidados del pasado

COLOMBIA Paraíso de paz y verdes cafetales.

Con cariño, Nelson yaya.

.


Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Anónimo  On 19 noviembre, 2010 at 6:01