Consejos prácticos a la pareja


Las siete leyes espirituales para padres:

Colecciones   EL TIEMPO.COM

Cuando se publico el libro las siete leyes espirituales del éxito, la respuesta fue inmediata y muy hermosa: miles de personas que lo leyeron, comenzaron a practicar en su vida diaria los principios de los que se vale la  naturaleza para crear todo lo que existe.

Con el tiempo comencé a recibir solicitudes de muchas de esas personas, que a su vez  eran padres y madres de familia. Las solicitudes eran diversas, pero todas convergían en un mismo tema: teniendo en cuenta lo mucho que me he beneficiado con la práctica de estas leyes espirituales, me hubiera gustado conocerlas muchos años atrás. El valor de principios como dar, no oponer resistencia y confiar en el universo para que cumpla mis deseos es algo que veo claramente ahora, pero que no fue fácil de ver al comienzo. Tuve que luchar para romper los hábitos destructivos con los cuales crecí. Como padre, no deseo que mis hijos aprendan esos mismos hábitos nocivos y que luego tengan que enfrentar el sufrimiento detener que cambiar .como puedo asegurarme de que eso no suceda?”

Escribo este libro con el ánimo de responder a esas solicitudes ampliando las siete leyes espirituales concretamente para el contexto de los padres. Quien quiera que desee explicarles las leyes espirituales a sus hijos encontrara aquí la forma de hacerlo en términos que los niños puedan comprender y aplicar. Mi enfoque se basa en el convencimiento de que todos los padres necesitan herramientas  para criar hijos que comprendan claramente la manera como funciona la naturaleza y la conciencia.

Todos los seres del mundo deseamos algo; todo el mundo tiene deseos. Los niños deben saber, desde el comienzo, que el deseo es el impulso más básico de la naturaleza humana. Es la energía del espíritu. Cuando crecemos y comenzamos a buscar respuestas a preguntas profundas o nos disponemos a resolver problemas inmensamente desafiantes de nuestra vida personal, recurrimos precisamente a ese deseo natural que motivo nuestra curiosidad en la infancia. El buscador es el niño que ha pasado de necesitar  el amor de sus padres  a necesitar  el de Dios, de desear juguetes a desear la creatividad infinita.

En este libro tratare de mostrarles a los padres la manera como sus hijos pueden realizar mejor sus deseos  y alcanzar con éxito lo que quieran en la vida. Y tratare de explicar los conceptos espirituales lo mejor posible para ponerlos al alcance de los niños. Pero este no es simplemente un libro dirigido a enseñarles las leyes espirituales a los  niños, pues lo que un niño necesita saber no es más que una versión modificada de aquello que también los adultos necesitan saber.

La fascinación por el éxito material ha impedido a la sociedad reconocer una verdad profunda: que el éxito depende de lo que la persona es, no lo que hace.  El ser, o la esencia, o el espirito—llámese como quiera–  es la fuente de todas las realizaciones de la vida. Pero el concepto de Ser es algo muy abstracto y por esa razón las personas lo perciben mas como una idea que como algo real y útil.

Sin embargo, si examinamos las tradiciones más antiguas de la sabiduría humana, encontramos  ciertos principios inamovibles, claros y confiables, que nos enseñan que el espíritu se desarrolla a partir del Ser eterno para manifestarse en la vida cotidiana.

Algunas personas les parecerá difícil comprender por que, pese a ser tan útiles en la vida cotidiana, las  leyes espirituales han permanecido ocultas durante tantos siglos. A manera de analogía, podemos decir que la electricidad  solo entro a formar parte de la conciencia general con la aparición de la bombilla, a pesar de que la energía eléctrica a sido elemento constitutivo del universo desde los albores de la creación.

Además, el Ser, el espíritu o la esencia es invisible, pero aun así ejerce un impacto enorme sobre nuestro devenir diario. La inteligencia invisible oculta detrás del universo visible opera a través de las siete leyes espirituales.

Y nuevamente por analogía, si no se hubieran descubierto las leyes de la electricidad, jamás nos  abríamos beneficiado de sus aplicaciones prácticas.

Ahora más que nunca en esta era de violencia y confusión, los padres tienen la necesidad urgente de asumir la función de maestros espirituales de sus hijos. Las leyes del funcionamiento de la naturaleza no son confidenciales. Son aplicables a todos y a todo Por lo tanto, comprender esas leyes no solamente es una forma de ayudar a unas cuantas personas, si no que es crucial para nuestra sociedad y hasta para la civilización.

Si formamos a nuestros hijos  para que practiquen las siete leyes espirituales, lograremos trasformar toda nuestra civilización. El amor y la compasión, tenidos a veces en tan baja estima por estos días, podrían llegar a ser el aliento natural y la vida de la existencia de todo el mundo. Creo que es nuestro deber ante el mundo contribuir a que tantos niños como sea posible crezcan conociendo la realidad espiritual.

El espíritu siempre ha sido esquivo. Una antigua escritura de la India nos dice que un cuchillo “no lo puede cortar,”el agua “no lo puede mojar,” el viento no lo puede alejar,” el sol “no lo puede secar”.Cada molécula del universo esta llena de Ser, cada pensamiento, cada trozo de información que nos llega a través de los cinco sentidos no es otra cosa que Ser. Pero podemos pasar completamente por alto al Ser por que por que este mantiene un silencio total, como un maestro coreógrafo que nunca participa en la danza. El Ser nos sostiene a todos, es nuestra fuente de aliento y vida y sin embargo sobre lo cual nuestros padres nos enseñaron muy poco.

No siendo culpables de nuestra falta de conocimiento acerca del espíritu, podemos embarcarnos en el aprendizaje de las siete leyes espirituales con el mismo entusiasmo con el cual esperamos trasmitirlas a nuestros hijos. Mas que ninguna otra cosa, ese a ha sido el principio rector de este libro.

ESTA ES LA INTRODUCCION DEL  LIBRO:   LAS   SIETE   LEYES ESPIRITUALES.

Si te  parece interesante recomienda este sitio, déjame un comentario y una solicitud que con

gusto Permitiré la descarga total de este libro de forma gratuita. Tu amigo: Nelson Yaya.

Both comments and trackbacks are currently closed.